Loader
album art

Ask The Dust

— Lorn

"Ask The Dust" seguramente no tiene tanto filo como el debut "Nothing Else" pero sigue siendo un más que notable trabajo que nublará la vista a más de uno durante todo su minutaje. La apuesta por añadir vocals y baterías reales no hacen cambiar tanto el rumbo marcado como inicialmente uno pudiera suponer, y, aunque menos frío, el sonido sigue siendo sombrío y herrumbroso. Como si fuera un estándar ISO, Ninja Tune, sigue aportando a su catalogo apuestas que muy dificilmente fallan. Bravo Caprabo!

ASF - Now I am feeling zombified!

El jueves que viene en KGB! Estos sí que se rien de todos. Nick Fiend presidente de Grecia, ya!

Un retorno que debería haber sido más sonado. Ya tenemos una pista, mal asunto. A mi me hace ilusión, algunos de sus trabajos son muy grandes, mucho. Dos o tres momentos donde piensas que la nieve va a cuajar, pero no, se acaba deshaciendo, viene con demasiada lluvia y falta frío. Los fans deberían por lo menos intentarlo.

Pretty Lights: Remixes 2011

VIP bootleg (Radiohead, Nirvana & NIN), al loro! Quien pueda que no se lo pierda en el Sonar. Prestidigitación Abletonista. Y todo lo suyo es gratis, de verdad.

Squarepusher: Dark Steering.

Industrial, Light and Magic! (Update! Ahora completo!)

Como un movimiento de retroceso en ajedrez. Hecho con toda la intención. Es hacia atrás, sí, pero no por cobardía. Iradelphic, está más cerca de sus primeros trabajos que de Totems Flare o del magnifico, pero retorcido, Turning Dragon. Son 30 y pico minutos de artesanía warpiana: En “Com Touch” se funde con Vangelis, las tres partes de “The Pining” son una genialidad del género y “Skyward Bruise” parece sacada de las arcas de Aphex Twin. IDM se queda pequeño.

Una gema pulida a mano, orfebrería, arte de relojero. A medio camino entre el folk y el laptop, Jerome Alexander se complica en hacer cosas simples. Menudo arte. Es un fenómeno. Link a spotify (Sí, he decidido no enlazarlo con descarga directa). 

Primer directo editado de TKDE. Se trata de una selección de temas grabados en conciertos realizados desde 2006 al 2011. Un perfecto ticket de introducción a este colectivo audiovisual que se maneja a sus anchas entre el jazz, trip-hop, drone, etc. empaquetado en un oscuro embalaje cinemático. Un gustazo

Es cierto, lo he dicho ya varias veces: me gustan los sonidos “eighties”. Otro más para empezar el 2012. Suena desvergonzadamente synth pop barato: su voz es forzadísimamente (este adverbio ya sé que no existe) cavernosa (me la juego: Phillip Oakey + Ian Curtis), y los arpeggios y pads con toque lo-fi los hemos oído cientos de veces, pero el disco tiene su gracia, se lo recomiendo

album art

Tomate

— Takezo

Exitazo Rotundo en este Fin de Año 2011. Rompepistas. Esta es nuestra cultura de club.

Casualidades de la vida. La otra mitad de Vex’d, Roly Porter, decide sacar disco casi al mismo tiempo que su ex-compañero, Jamie aka Kuedo. Aunque se pueda decir que hay algo de Vex’d en ambos largos, cada uno ha escapado de una forma distinta. A Roly Porter, desde luego, le ha tocado llevarse lo peor y, no hablamos de calidad, sino del lado más terrorífico del duo. A medio camino entre composiciones neo-clásicas y lo más y agónico de aquel mayúsculo Selected Ambient Works II de Aphex Twin, se trata de una obra de factura monumental. La segunda vez que lo digo en poco tiempo, otro candidato a disco del año. En R’lyeh ya tienen disco para las Navidades.

Jamie Teasdale, la mitad (¿ex-mitad?) de Vex’d, se aleja del grime/dubstep más afilado dentro del sello del señor Paradinas, para traernos un firme candidato a disco del año. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de un álbum. Es de esos, que hay que dejarlos en repeat durante días para realmente captar todo lo que lleva dentro. Canciones cortas, algunas pasajes de minuto y poco, Kuedo nos traslada a un tiempo donde la ciencia ficción suena y huele a Neuromante y Blade Runner. Más que evidente esta ultima referencia con guiños que ya no son guiños (Flight City es direcamente un remake del cierre de Blade Runner de Vangelis) y con otros donde la influencia está más escondida pero se deja ver (Ant City). El resultado es simplemente excelente.

En plena forma. Así es como ha vuelto el amigo Rodney. Con una producción brillante, estilos para todos: lentas, (casi) rápidas, disco, funk, caribbean, UK bass & garage y su gutural voz engrasando todo. Es posiblemente su mejor trabajo en años al margen de su debut BNSC y Awfully Deep. Tengan fé, vale la pena. Watch me dance! Move your body next to mine!

El “popero” del mundo glitch. Erróneamente relacionado/comparado con Postal Service, Baths es un pelo más laptop y, desde luego, menos grandilocuentes. Sin la intención de ir en busca de la melodía perfecta, parece encontrarse cómodo tanto cantando con falsete y sentimiento como construyendo a base de capas de ruidos y glitches. De hecho la gracia es que lo pone todo junto y le queda la mar de bien.